martes, 5 de octubre de 2010

A 28 años de la masacre de Cantaura


¡Nos están atacando coño!”, expresó “El Camarita” la mañana del 4 de octubre de 1982 después de percatarse de las primeras bombas que “cayeron justo donde hacían las arepas y se colaba en cafecito” de los militantes revolucionarios que integraban el Frente Guerrillero Américo Silva.

Se trataba de un ataque artero, en el que participaría la Fuerza Armada Nacional (FAN) y la antigua DISIP, a las órdenes del Gobierno copeyano de Luis Herrera Campins, quien se encargó de presentar la Masacre de Cantaura como un enfrentamiento armado entre “Bandoleros” con el Ejército venezolano.

Lo cierto es que en el “enfrentamiento”, donde participaron más de 1200 hombres de la FAN y 400 de la DISIP, cayeron 23 mártires revolucionarios apertrechados en los Changurriales del Morocho Evans, 13 de los cuales presentan tiros de gracia (en la nuca), según las investigaciones que lleva a cabo actualmente el Ministerio Público después de 28 años de extremo silencio.

La operación la ejecutaría, según el testimonio de algunos sobrevivientes, el propio Henry López Sisco, también autor material de la Masacre de Yumare, ocurrida el 6 de mayo de 1986, durante la administración de Jaime Lusinchi.

Hoy, al cumplirse 28 años de esa Masacre, los familiares aspiran que sea en la Revolución Bolivariana cuando se haga justicia y encarcele a los culpables, incluyendo aquellos que, siendo parte del partido Bandera Roja, crearon las condiciones para infiltrar al Frente Américo Silva y así precisar las coordenadas en las que se encontraban los combatientes aquella mañana del 4 de octubre.

Los cadáveres serían trasladados en bolsas negras herméticamente cerradas a la morgue del hospital central de El Tigre, estado Anzoátegui, (a pocos kilómetros de Cantaura), donde el Anatomopatólogo, Edgar Morillo, le “practicaría la autopsia” a cada uno de los cadáveres. Sin embargo, se constató que ese sitio no poseía la infraestructura necesaria para llevar a cabo 23 autopsias en un solo día, tarea que no la puede realizar tan sólo un anatomopatólogo.

Según una nota del Correo del Orinoco, En la Masacre de Cantaura cayeron 23 militantes revolucionarios que tomaron las armas en Venezuela como una forma de lucha ante la fuerte represión que se desató en el país una vez firmado el pacto de Punto Fijo. Los familiares y allegados de las víctimas, no tienen palabras para describir la crueldad con la que asesinaron a esos mártires, aunque después de 28 años, algunos han hecho el esfuerzo de hablar del caso en exclusiva para ese diario de circulación nacional

Los elementos de convicción que aparecen como parte de las investigaciones confirman parcialmente las hipótesis de los familiares. El Fiscal Yoni Méndez, designado para el caso, asegura que se han localizado heridas por armas de fuego en diferentes partes de los cuerpos que hasta ahora se han exhumado. “A mi esposo lo mató la Disip”, dijo Elia Oliveros, viuda de Carlos Arzola, también masacrado en la operación.

Los familiares de las víctimas también coinciden en que los y las mártires caídos esa mañana lucharon por el socialismo que hoy encarna el Comandante en Jefe de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías. ¡Honor y Gloria!
Los y las mártires
Roberto Antonio Rincón Cabrera, (El Catire, Primer Comandante del FAS);
Enrique José Márquez Velásquez (Segundo Comandante);
Emperatriz Guzmán Cordero, (Chepa, Tercera Comandante) Para el momento de la
Sor Fanny Alfonzo Salazar (Patricia, Miembro de la Comandancia);
Carlos Jesús Arzola Hernández;
José Miguez Núñez, (Rivas y el españolito);
Mauricio Tejada, (Plaza)
Carmen Rosa García, (Rosi);
Ildemar Lorenzo Morillo;
Carlos Alberto Sambrano Mira; (Jaime)
María Luisa Estévez Arranz (Natalia);
Antonio María Echegarreta Hernández;
Beatriz del Carmen Jiménez, (Maira);
Baudilio Valdemar Herrera Veracierta;
Jorge Luis Becerra Navarro, (Gilberto);
Eumennedis Ysoida Gutiérrez Rojas,
Diego Alfredo Alfonso Carrasquel;
Luis José Gómez;
Eusebio Martel Daza
Rubén Alfredo Castro Batista;
Nelson Antonio Pacín Collaso;
Julio César Farías Mejías y
José Ysidro Zerpa Colina.


¡Patria Socialista o Muerte!

¡Venceremos!




Prensa PSUV

lunes, 4 de octubre de 2010

28 aniversario de Masacre de Cantaura, un asesino es diputado a la AN

Venezuela:

Organizaciones de derechos humanos solicitan retirarle inmunidad a Roger Cordero Lara para investigarlo

El lunes 04 de octubre se cumplirán 28 años desde que un operativo militar asesinó a 23 personas en las inmediaciones de la población de Cantaura, estado Anzoátegui. En el año 2005 el Vicepresidente José Vicente Rangel resumió de la siguiente manera aquel suceso: “El 4 de octubre, a las 5:30 de la madrugada de 1982, aviones de la Fuerza Aérea Venezolana, Canberra y Broncos; helicópteros, más de 400 hombres de la Fuerza Armada Nacional, decenas de efectivos de la Disip, procedieron a asaltar un campamento en el cual estaban aproximadamente 40 ciudadanos, mujeres y hombres, en una reunión del partido Bandera Roja, para entonces en armas. Por cierto, allí discutían la posibilidad de reincorporarse a la actividad legal. Ese era el tema fundamental de la reunión. La posibilidad de abandonar la lucha armada para entrar en el campo de la lucha legal”. (http://www.vtv.gov.ve/noticias-nacionales/8268) En esa oportunidad el vocero del alto gobierno expresó que la denominada Masacre de Cantaura constituía “uno de los actos de barbarie más inicuos y peores cometidos en el país”.

Sin embargo, a pesar que como José Vicente Rangel diferentes funcionarios de alto rango han repudiado los llamados “crímenes de la Cuarta República” y se han comprometido a sancionar a sus responsables materiales e intelectuales, algunos hechos concretos promovidos por los sectores oficialistas alientan su olvido e impunidad. Recientemente ha sido elegido como diputado por el circuito 2 del estado Guárico Roger Cordero Lara, uno de los autores materiales confesos y conocidos del ataque con 17 bombas de 250 libras sobre el campamento rebelde hace 28 años. Cordero Lara piloteaba uno de los aviones que bombardeo al núcleo del Frente Américo Silva. Su participación se encuentra debidamente documentada en el expediente sobre el caso, que hoy se encuentra a disposición del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional. El apoyo a la candidatura por el circuito 2 de Guárico, por parte del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y el Partido Comunista de Venezuela (PCV) constituye un aval a la impunidad en el caso, cuya elección obstaculiza las investigaciones que adelanta el Ministerio Público sobre la materia.

Provea desea recordar que el artículo 29 de la Carta Magna establece como obligación de Estado la investigación y sanción de los delitos contra los derechos humanos, cuyos delitos son imprescriptibles. Por otra parte el artículo 25 de la Constitución expresa que ningún funcionario público podrá excusarse al afirmar que obraba en cumplimiento de la “obediencia debida a un superior”, cuando se trate de violaciones a derechos humanos. Por estas razones haber sido favorecido por el voto popular no es argumento para la impunidad. Por tanto es una obligación de la próxima Asamblea Nacional realizar los procedimientos administrativos para la suspensión de la inmunidad parlamentaria de Roger Cordero Lara, con el fin de no entorpecer el proceso de investigaciones y sanciones adelantadas por la Fiscalía General de la República. Similares consideraciones son aplicables en el caso del diputado electo José Sánchez “Mazuco”, por el circuito 5 del estado Zulia, señalado como presunto coautor de los delitos de tortura y violación del derecho a la vida en perjuicio del ciudadano Claudio Macías.

Al cumplirse el 28 aniversario de la Masacre de Cantaura, Provea exige a los poderes públicos:

1) Pronunciamiento por parte de la Defensoría del Pueblo acerca de la elección de uno de los autores materiales del Caso “Masacre de Cantaura” como diputado a la Asamblea Nacional. Asimismo, un posicionamiento oficial sobre otros casos de diputados electos señalados como responsables de violaciones a los derechos humanos.

2) El respeto al debido proceso y la voluntad política necesaria por parte de la Fiscalía General de la República en las investigaciones y sanciones a los responsables materiales e intelectuales de la Masacre de Cantaura y de otros casos graves de violaciones a los derechos humanos ocurridos en la década de los 80´s como la Masacre de Yumare, la Masacre de El Amparo y el Caracazo.

3) La desclasificación del expediente sobre la Masacre de Cantaura, por parte del Ministerio del Poder Popular de Interior y Justicia, y su acceso público tanto para los familiares de las víctimas como para el resto de la sociedad venezolana

4) La finalización y divulgación, por parte de la nueva Asamblea Nacional, de la investigación inconclusa anunciada por La Comisión Especial para Investigar los Asesinatos y Desapariciones en los años 60, 70 y 80

5) La realización de los procedimientos administrativos, por parte de la próxima Asamblea Nacional, para levantar la inmunidad parlamentaria del ciudadano Roger Cordero Lara y de otros parlamentarios acusados de violación de los derechos humanos, con el fin de no obstaculizar las investigaciones.




Por: Provea

Rinden homenaje a víctimas de la masacre de Cantaura

Este lunes, a las 5:00 de la tarde, se realizará en la sede del Colegio Universitario Francisco de Miranda, en el centro de Caracas, un homenaje a las 23 víctimas de la masacre de Cantaura, una operación perpetrada en 1982 por efectivos militares y de la antigua Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip) contra jóvenes luchadores de izquierda, en la población de Cantaura, estado Anzoátegui.

En el centro educativo, ubicado en la esquina de Mijares, se reunirán familiares de los caídos, se proyectará un documental, habrá un acto musical y pronunciará un discurso Merly Morales, abogada defensora de derechos humanos, refiere una nota de prensa publicada en el portal web de Radio Nacional de Venezuela (RNV).

El pasado 30 de septiembre fueron exhumados los restos de Jorge Luis Becerra, uno de los jóvenes víctimas de la masacre, en el Cementerio Municipal Jobo Liso, de Ciudad Bolívar, a solicitud de la Fiscalía 38 con Competencia Nacional. Se trató de la exhumación número 17 que se ejecuta como parte de las indagaciones sobre este caso.

La Fiscalía 38 encabeza la investigación sobre la muerte de 23 jóvenes integrantes del Frente Guerrillero Américo Silva, a manos de organismos de seguridad en el sector Los Changurriales de Cantaura, en el municipio Freites de la entidad oriental, el 4 de octubre de 1982.

Los fallecidos en este hecho fueron Carlos Hernández, Beatriz Jiménez, Diego Alfredo Alonzo, Baudilio Herrera, Carmen Rosa García, Carlos Zambrano, Julio César Farías, Eusebio Martel Daza, Ildemar Lorenzo, Luis José Gómez, María Luisa Estévez, Euménedis Gutiérrez, Rubén Alfredo Castro, Nelson Antonio Pacín, José Isidro Zerpa, José Miguel Núñez, Mauricio Tejada, Emperatríz Guzmán, Antonio Echeguarreta y Sor Fanny Alfonzo, esta última en estado de gestación.

Manuel González Méyer y Rafael Hurtado Bravo, abogados de la Fundación Cantaura Vive, recordaron durante la exhumación que la masacre de Cantaura fue ejecutada por comandos de la antigua Disip, al mando del entonces comisario general Henry López Sisco, junto con efectivos de la Guardia Nacional, Ejército y Fuerza Aérea.

“Ellos (el gobierno de Luis Herrera Campins) dijeron que fue un enfrentamiento con guerrilleros, pero ya hemos recogido evidencias que señalan que la mayoría de los fallecidos recibió tiros de gracia o fue herida cuando estaba en el suelo, después de haber sido bombardeados por aviones Camberra de la Fuerza Aérea,





AVN

jueves, 30 de septiembre de 2010

Hoy exhumarán cuerpo de otra víctima de las Masacre de Cantaura

Hoy jueves 30 de septiembre se estará realizando la exhumación del cuerpo de uno de los caídos el 4 de Octubre de 1982, en el hecho conocido como la Masacre de Cantaura. Se trata de Jorge Luis Becerra Navarro, quien tenía 20 años de edad y cuyo nombre en el frente guerrillero era "Gilberto".

La información fue suministrada por Rafael Hurtado, abogado que está al frente de este caso junto a su colega Manuel González Meyer. Ambos estarán presentes el día de hoy junto a los familiares de la víctima, además de Jhonny Méndez y Rochely Barboza, quienes son los dos fiscales nacionales que trabajan a dedicación exclusiva en este caso. Hurtado explicó que el procedimiento de exhumación se realizará en el cementerio municipal de Ciudad Bolívar, de donde era oriundo Becerra Navarro, quien para la fecha de la masacre era estudiante de la Facultad de Medicina de la Universidad de Oriente, Núcleo Bolívar.

Dijo que la exhumación se efectúa por orden de la Fiscal General de la República, Luis Ortega Díaz y el caso es dirigido por el Juzgado Primero de Control del estado Bolívar. "Es importante resaltar que se trata de la décimo séptima exhumación que se realiza, de un total de 23 que deben completarse en esta investigación", expresó Hurtado. Cabe destacar que el próximo 4 de Octubre se cumplen 28 años de este hecho que tuvo lugar en el sector conocido como Los Changurriales del Morocho Evans, a 5 kilómetros de Cantaura, en una operación conjunta del Ejército y la Disip.

Hurtado recordó que en ese momento ejercía la presidencia de la República, Luis Herrera Campíns. Explicó que fue una acción en la que participaron jefes civiles y militares. Informó que la investigación de la Masacre de Cantaura continúa adelante.



Diario Impacto

miércoles, 26 de mayo de 2010

Exhumarán cuerpo de combatiente de Cantaura este jueves en La Guaira

El 4 de octubre de 1982 a las 5:30 am, durante el gobierno corrupto y asesino de Luis Herrera Campins, aviones Camberra y Bronco de la Fuerza Aérea Venezolana junto a cuatrocientos hombres de la Fuerza Armada Nacional y varias decenas de efectivos de la Disip procedieron a atacar un campamento donde 40 ciudadanos efectuaban una reunión del Frente Américo Silva del partido Bandera Roja, para ese entonces revolucionario. La reunión se efectuaba cerca de Cantaura, en el estado Anzoátegui, oriente de Venezuela. ¡Fue una emboscada que acabó con la vida de hombres y mujeres de entre 16 a 30 años, entre esos revolucionarios se encontraba el camarada Rubén Alfredo Castro Baptista, ciudadano guaireño, residente para ese entonces con su familia en el populoso y aguerrido Barrio Montesano de la Parroquia Carlos Soublette de Maiquetía estado Vargas.

En el marco del proceso de investigación que adelanta el Gobierno Revolucionario del presidente Hugo Chávez, sobre estos crímenes de AD y COPEI , la Asociación Cantaura Vive y el Semanario Alternativo Por Ahora, invitan al acto de exhumación de los restos de este combatiente, el cual se realizará en el cementerio de La Guaira, para determinar con certeza la alevosía del ataque y de un presunto ajusticiamiento con un tiro en la nuca.

Esta actividad se realizará este jueves 27, a las 9:am





Prensa Por Ahora
26/05/2010

sábado, 8 de mayo de 2010

Heroes de Cantaura

video

lunes, 19 de abril de 2010

¡El comandante Roberto Rincón Cabrera en la batalla por la vida y en su victoria!

Los viejos traidores y delatores hoy inician una nueva caza con la perversa intención de ganar terreno en la ambigüedad de su gastado discurso rastrero y maniqueísta. Esta vez las armas no son la represión cómplice con el gobierno cuarto republicano de turno, ni las balas o las bombas, sino la manipulación mediática, oligárquica e irónica de aquellos criminales que en su tiempo mataron la confianza del pueblo, en los años en que anunciaban con bombos y platillos “el fin de la historia y se asociaban a la más rancia derecha asesina, que masacró pueblos enteros, sólo para sostener al estado burgués que buena sombra le produjo, quienes bajo la teoría de la pacificación, se entregaron a la vida política y que “democrática” de ese entonces. Al final; como todos ya sabemos, buena parte de los que tomaron esa alternativa, hoy no son más que funcionarios al servicio de los intereses del imperio, olvidándose de los principios revolucionarios y sumergidos en la vorágine de la carrera para demostrar ante el amo quien es más traidor. No es el caso del 1er Comandante del Frente Américo Silva, Roberto Antonio Rincón Cabrera, quien defendió sus principios socialistas, bolivarianos Nuestroamericanos y humanistas, cualidades permanentes e irreductibles propias de un revolucionario, que los mantuvo con dignidad hasta el día en que como una de las tantas victima de las políticas de extermino de la escuela de las Américas en Venezuela, combatiendo junto a sus compañeros para defender el sagrado derecho a la vida, murió asesinado un 04 de Octubre de 1982, en la masacre de Cantaura, por las hueste que hoy, los nuevos dueños de pasquines defienden.

En este día nosotros la familia Rincón Cabrera, sus viejos camaradas, amigos y solidarios, nos pronunciamos públicamente, ya que no queremos ser cómplices involuntarios ni por omisión de una mentira, por parte de quien dice tener un diario manuscrito de este nuestro mártir. Sólo algunas trascripciones ruedan por los medios de incomunicación, que de forma deshonesta, explotan al ser humano sin respeto ni ética alguna, pretendiendo con ello engañar fácilmente a la gente. Queremos dejar claro que no tenemos conocimiento alguno de ese documento y mucho menos vínculos con ese periódico y el siervo que osa hablar en nombre de un combatiente por la dignidad del pueblo y que prefirió morir de pie a mendigar de rodillas

La memoria de nuestro Catire Rincón sigue viva en la revolución bolivariana, impresa en cada lucha anti imperialista, en cada misión educativa y en todas las acciones socialistas que se llevan a cabo desde hace 11 años en nuestra patria. Por eso y aunque les duela en la conciencia y en la piel, repetimos una y millones de veces en las palabras del guerrillero heroico y en los labios del Catire Rincón Hasta la Victoria Siempre, Patria, Socialismo o Muerte… Venceremos.

A casi un mes de su exhumación

Paola Rincón Lozada (sobrina del Catire)

Luis Ramírez Rojas
(*) Movimiento Cultural Revolucionario de Aragua
luissrrojas@hotmail.com

sábado, 30 de enero de 2010

Autoridades nacionales exhumaron restos de otra víctima de la masacre de Cantaura

El proceso, ordenado por la vindicta pública en junio de 2009, se llevó a cabo este viernes en la mañana en el camposanto ubicado en la Calle Sucre, con la presencia del fiscal 38 con competencia nacional, Jhonny Méndez

Bajo un cielo gris, y ante la mirada de familiares, amigos y compañeros de luchas, este viernes las autoridades designadas por el Ministerio público exhumaron el cuerpo de Luis José Gómez, “pomponio”, uno de los 23 fallecidos el 4 de octubre de 1982, durante la llamada masacre de Cantaura.

El proceso, ordenado por la vindicta pública en junio de 2009, se llevó a cabo en el camposanto ubicado en la Calle Sucre, con la presencia del fiscal 38 con competencia nacional, Jhonny Méndez, así como de sus homólogos regionales Mariet Salazar y Gabriela Santana.

Al sitio también acudió el juez Francisco Cabrera, titular del Juzgado III de Control del circuito judicial penal de Anzoátegui, extensión El Tigre.

Adicionalmente, y mientras los obreros de la Dirección Municipal de Cementerios iniciaban los preparativos para retirar el cuerpo de la fosa, los hermanos de Gómez, junto a numerosos amigos, algunos sobrevivientes y miembros de la Fundación “Cantaura Vive”, rindieron homenaje al combatiente caído.

Datos
Méndez, refirió que sí bien las investigaciones, en torno a este crimen, “se encuentran adelantadas, es demasiado pronto para dar a conocer un veredicto final. Con ésta, son 14 las exhumaciones que se han hecho y 13 desde que se ordenó el reinicio de las investigaciones, pero no se puede pretender estimar una fecha de culminación ya que aun debemos realizar exámenes científicos que determinen la identidad de esta persona y las causas de su muerte, razón de nuestra presencia este día en el municipio Anaco”.

Dijo que, “no se puede pretender hacer en poco tiempo lo que no se ha hecho en 27 años, ya que es necesario hacer un análisis exhaustivo de las circunstancias de tiempo, modo y lugar presentes al momento de la muerte”.

Señaló hasta ahora, “se han trasladado cuatro cuerpos al Laboratorio de Anatomopatología Forense del Cicpc, existiendo evidencias en los otros cadáveres de heridas por armas de fuego en diversas zonas del cuerpo”.

Justicia
Manuel Meyer y Rafael Hurtado, representantes legales de los familiares de las víctimas, expresaron su confianza en las investigaciones que adelanta el Ministerio Público.

“Hemos esperado 27 años para que se inicie este proceso y se nos haga justicia, pues seis gobiernos pasaron y nunca hubo interés por esclarecer los hechos, hasta ahora”, expresó Meyer.

Indicó que se espera la imputación de los autores de la masacre, incluyendo a los ex comisarios de la Disip Henry López Sisco, Remberto Uzcátegui y Camilo Gusatti, además de José Rojas y los hermanos Alirio y Humberto Rabanales, infiltrados en el Frente Américo Silva (FAS).

Ricardo Ochoa, de la Fundación Cantaura Vive, explicó que, “es vital hacer un juicio político y moral contra los autores del crimen y las organizaciones partidistas, medios de difusión e instituciones que hoy se llaman defensores de los derechos humanos, pero que en esa oportunidad guardaron un silencio cómplice”.

Hobert Gómez, hermano de “pomponio”, dijo que, “nuestra familia desea que este proceso esclarezca los hechos y se enjuicien a los culpables”.




Diario Impacto
30/01/2010

viernes, 29 de enero de 2010

Exhumarán cuerpo de otra víctima de la masacre en Cantaura

A partir de las nueve de la mañana de este viernes será exhumado el cuerpo del combatiente, Luis José Gómez, “pomponio”, quien falleciera junto a otros integrantes del Frente Américo Silva (FAS), en la masacre de Cantaura.

Rafael Hurtado, representante legal de los familiares de quienes murieron en los Changurriales del Morocho Evans, indicó que el acto de inhumación se llevará a cabo en el campo santo ubicado en la Calle Sucre de Anaco.

“En la ciudad ya se encuentran los fiscales nacionales Jhonny Méndez y Rochelly Barboza, así como los miembros del Laboratorio de Anatomopatología Forense del Cicpc para colectar evidencias que nos permitan hacer justicia en este espantoso crimen”.

Hurtado, refirió que la semana pasada se realizó la exhumación de Roberto Antonio “Catire” Rincón, jefe del FAS, en Maracay, mientras que para febrero se hará este procedimiento en Aguasay, estado Monagas, lugar en el que reposan los restos de Emperatriz Guzmán.

“Las investigaciones están suficientemente adelantadas y se ha determinado que buena parte de los cuerpos recibieron tiros de gracia. Sin embargo creemos que pomponio fue el único que murió en combate”.

Dijo que también se practicarán exámenes de ADN para determinar la identidad de dos osamentas que se cree fueron cambiadas.





Diario Impacto
29/01/2010

Exhumarán restos de José Luis Gómez en cementerio de Anaco

Una comisión nacional integrada por los Fiscales Especiales del Ministerio Público y funcionarios del CICPC estarán hoy en Anaco con el fin de realizar la exhumación de los restos de Luis José Gómez, uno de los caídos en la llamada "Masacre de Cantaura" o en "Los Changurriales del Morocho Evans" ocurrida el pasado 4 de Octubre del 1982, bajo el mandato presidencial del extinto Luis Herrera Campins, donde cayeron abatidos 23 guerrilleros, integrantes del Frente "Américo Silva".

Así lo informó el Dr. Rafael Hurtado, quien es uno de los integrantes de la comisión nacional que hoy estará en Anaco a partir de las 9 de la mañana y que la conforman fiscales especiales, patólogos y CICPC, nombrados por la Fiscal General de la República, con el fin que se llegue al fondo de estas investigaciones, donde perdieron la vida 23 combatientes, pertenecientes al Frente Guerrillero "Américo Silva".

En las investigaciones que se vienen adelantando a cargo de los fiscales Jhonny Méndez y Juan Carlos Ochoa en compañía de expertos en explosivos del CICPC de la central de Caracas, ya se han realizado 15 exhumaciones en varios camposantos de diferentes partes del país y hoy viernes, a partir de las 9 de la mañana, la estarán haciendo en el cementerio de la calle Sucre con el cadáver de Gómez que para la fecha de su muerte tenía 19 años de edad.




Rigo Moreno
Diario Antorcha
29/01/2010

martes, 26 de enero de 2010

El viernes se obtuvieron restos óseos de Roberto Rincón Cabrera

Víctimas de Masacre de Cantaura fueron enterrados en cofres herméticamente cerrados

Hasta ahora se han exhumado 13 de los 23 mártires caídos la mañana del 4 de octubre de 1982. En febrero le corresponderá a la Comandante “Chepa”, Emperatriz Guzmán. El Ministerio Público ha encontrado elementos de convicción para presumir que no hubo enfrentamiento


Retratos de "El Catire"


“El Catire presente y siempre consecuente”, gritaban allegados y sobrevivientes la Masacre de Cantaura, ocurrida el 4 de octubre de 1982, mientras el ataúd de latón donde reposaban los restos de Roberto Rincón Cabrera era extraído de por lo menos 3 metros bajo tierra, en el Cementerio Metropolitano de Maracay, estado Aragua.

Se trataba de la exhumación de un mártir que se desempeñó como Primer Comandante del Frente Guerrillero Américo Silva (FAS), que operó en las montañas del estado Anzoátegui en la década de los años 80. El procedimiento fue ordenado por el Ministerio Público, organismo que reabrió el caso después de 27 años de total impunidad.

Hasta ahora, son 13 los cadáveres que han sido exhumados como parte de las investigaciones que adelanta ese organismo. Se espera que a mediados de este año se hayan completado las 23 exhumaciones correspondientes al caso. En febrero le tocará el turno a la Comandante “Chepa”, Emperatriz Guzmán Cordero, enterrada en Maturín, estado Monagas.

Yoni Méndez, Fiscal 38 con competencia nacional, indicó que el procedimiento responde a la necesidad de identificar si las osamentas corresponden a las víctimas y posteriormente verificar las causas de la muerte mediante la aplicación de estudios técnico-científicos.

“Los criterio de los análisis son antropológicos y odontológicos”, informó Méndez, quien resaltó que la investigación de campo ha permitido encontrar “muchísismos” elementos de convicción, entre los que destaca el hecho de que todos los fallecidos fueron enterrados en cofres de metal herméticamente cerrados.

“Mucha gente tiene dudas de que el cadáver que le entregaron corresponda al de sus familiares porque cuando hicieron el reclamo de los restos nunca pudieron verificar que la persona que estaba allí era su familiar”, afirmó Méndez. Otro de los elementos de convicción que el funcionario resalta es que la mayoría de los cofres estaban numerados.

El equipo multidisciplinario que acompañó al Ministerio Público en el procedimiento estaba conformado por odontólogos forenses, anatomopatólogos, antropólogos y funcionarios del CICPC de la seccional de Aragua.

Reacciones
Neyibe Rincón Lozada, sobrina de Roberto Rincón Cabrera, sostiene que “mientras haya democracia burguesa no habrá revolución”, razón por la cual confía en que se haga justicia a partir de las investigaciones que realiza el Ministerio Publico.

“En una carta que le escribió a su madre, Roberto señala que todo aquel que se dedica a la causa bolivariana, no debe hacerlo por parte, sino de manera íntegra”, revela Neyibe Rincón Lozada.

Homenajes

El estado Aragua dedicó la semana pasada a homenajear a quien considera su “hijo heroico”. El Consejo Legislativo de esa entidad instaló una sesión especial en la que los familiares recibieron una placa de reconocimiento a la lucha que “El Catire” libró desde los 13 años hasta el día de su muerte.

Se espera que para este año sea inaugurado un salón en la sede del Consejo Legislativo de Aragua que lleve por nombre Roberto Rincón Cabrera. También, una vez que el Ministerio Publico realice las investigaciones pertinentes, los restos óseos de “El Catire” sean enterrados con los honores y reconocimientos que merece
T/ Jesús Manzanárez
F/Cortesía Familia Rincón
La “autopsia” de “El Catire”

Al igual que al resto de los 22 cadáveres, Roberto Rincón Cabrera fue trasladado a la morgue de El Tigre, estado Anzoátegui, a pocos kilómetros de Cantaura. El equipo del Correo del Orinoco constató, después de 27 años, que ese recinto no tiene capacidad para atender a 23 personas en un sólo día, mucho menos a través de un sólo anatomopatólogo, que en el caso de Cantaura resultó ser el Doctor Edgar Morillo.

La descripción que Morillo hace en el supuesto protocolo de autopsia que habrían practicado al cadáver de Roberto dice así: “Se trata de un hombre que aparenta tener 35 años”. Efectivamente tenía 35 años. ¿casualidad?. Y agrega: “la muerte se produjo por shock hipovolémico debido a hemorragia interna masiva debida a disparos de armas de fuego”.

Morillo es mucho más explícito en la descripción de lo que intentaron ocultar las autopsias: “no había tatuaje alrededor de los orificios de entrada por lo que se deduce que los disparos fueron hechos a más de 2 metros de distancia. No se pueden precisar con exactitud el tipo de armamento utilizado para consumar el hecho, ya que los proyectiles que entran al organismo, salen”.

De acuerdo con el testimonio de Neyibe Rincón, su sobrina, “Roberto (El Catire) no permitió que lo arrodillarán para que le dieran el fulano tiro de gracia”. “Prefiero morir de pie”, dicen que dijo “El Catire”. El protocolo de autopsia se refiere también al aparato locomotor del cadáver y explica: “Sin lesiones aparentes”.

Sin embargo, no solamente Neyibe Rincón, sino algunos sobrevivientes, aseguran que Roberto Rincón Cabrera fue herido inicialmente en sus dos piernas cuando cayeron las primeras bombas, “justo en el fogón donde hacían las arepas”, recordó José Ruiz, habitante de Cantaura, estado Anzoátegui. Le tocará al Ministerio Publico confirmar esta versión una vez exhumado el mártir aragueño.


Otros elementos de convicción
En la Masacre de Cantaura cayeron 23 militantes revolucionarios que tomaron las armas en Venezuela como una forma de lucha ante la fuerte represión que se desató en el país una vez firmado el pacto de Punto Fijo. Los familiares y allegados de las víctimas, no tienen palabras para describir la crueldad con la que asesinaron a esos mártires, aunque después de 27 años, algunos han hecho el esfuerzo de hablar del caso en exclusiva para el Correo del Orinoco

Los elementos de convicción que aparecen como parte de las investigaciones confirman parcialmente las hipótesis de los familiares. El Fiscal Yoni Méndez asegura que se han localizado heridas por armas de fuego en diferentes partes de los cuerpos que hasta ahora se han exhumado. “A mi esposo lo mató la Disip”, dijo Elia Oliveros, viuda de Carlos Arzola, también masacrado en la operación.

viernes, 22 de enero de 2010

Exhumarán cadáver del “Catire” Rincón hoy en Maracay

En el marco de la investigación ordenada por la Fiscalía General de la República, en relación con los asesinatos de 23 militantes del Frente Américo Silva durante la llamada Masacre de Cantaura, este viernes será exhumado el cadáver de Roberto Antonio Rincón Cabrera, comandante de ese movimiento.

Rafael Hurtado, representante legal de los familiares de quienes murieron en los Changurriales del Morocho Evans, señaló que el acto se efectuará alrededor de las ocho de la mañana en el Cementerio Municipal de Maracay, en el estado Aragua.

Indicó que se espera la asistencia de numerosos representantes de la izquierda venezolana, quienes previamente tomaron parte en un homenaje al “Catire” Rincón, organizado por la gobernación y el Consejo Legislativo de Aragua.

“Adicionalmente, en una semana se inhumará, en el camposanto ubicado en la Calle Sucre de Anaco, el cuerpo de Luis José Gómez, conocido como Pomponio y quien fue un destacado líder estudiantil”.

El jurista, comentó que hasta la fecha doce combatientes han sido llevados hasta la sede del Laboratorio de Patología Forense del Cicpc en Caracas, para determinar las causas exactas de sus decesos. “Las investigaciones van bien encaminadas, pues 90% de los cuerpos presentan estallido de los cráneos por disparos de arma de fuego, lo que demuestra que hubo ajusticiamiento”.






Diario Impacto
22/01/2010

miércoles, 13 de enero de 2010

Cuerpos de exhumados demuestran que hubo tortura en masacre de Cantaura

ONCE CADÁVERES FUERON DESENTERRADOS EN ANZOÁTEGUI, SUCRE Y CARABOBO DURANTE 2009

Ministerio Público está adelantando investigaciones para determinar responsabilidad de los autores materiales e intelectuales de suceso en Oriente

Once víctimas de la masacre de Cantaura fueron exhumadas, desde el 15 de octubre hasta el 17 de diciembre de 2009, demostrando en su mayoría que hubo tortura en los cuerpos, tal como lo aseveraron en su momento los familiares y sobrevivientes del hecho.

El pasado 10 de octubre de 2009, la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, anunció que comenzarían las exhumaciones de los integrantes del Frente Guerrillero Américo Silva, de Bandera Roja, para constatar si hubo tiros de gracia u otras evidencias que apoyaran las acusaciones.

Ortega indicó en Cantaura que las investigaciones orientadas a determinar la responsabilidad de los autores materiales e intelectuales del suceso están bien adelantadas, por lo que próximamente se harán nuevos anuncios vinculados a acciones legales inmediatas.

Destacó que además de los documentos y expedientes de la época, se han tomado testimonios de familiares de los guerrilleros asesinados, quienes después de la masacre de Cantaura fueron objeto de persecuciones, torturas y allanamientos.


Recuento
Rafael Hurtado, abogado y apoderado de los familiares de las víctimas, al lado del jurista Yonni Méndez, informó que las exhumaciones comenzaron por Carlos Jesús Arzola Hernández, Nelson Antonio Pacin Collaso y Eusebio Martel Daza (alias Domingo) en el cementerio General del Sur, de Caracas. Luego le tocó el turno a Carlos Alberto Sambrano Mira y Enrique José Márquez Velázquez (alias Florencio, segundo comandante), en el cementerio municipal de Cumaná, el 12 de noviembre.

Posteriormente, el 25 de noviembre se llevó a cabo la tercera, donde desenterraron a Carmen Rosa García (alias Rosi) y a Beatriz del Carmen Jiménez (alias Maira), en el camposanto municipal de Casanay, estado Sucre.

Seguidamente, el 9 de diciembre, la comisión especial designada por el Ministerio Público (MP) se trasladó hasta Puerto Cabello, estado Carabobo, para recuperar los restos de Ildemar Lorenzo Morillo.

Por último, le tocó el turno a los combatientes Eumennedis Ysoida Gutiérrez Rojas (alias Heidy), el 16 de diciembre en el cementerio municipal de Guanta y al día siguiente, en el camposanto Bello Monte en Puerto La Cruz, verificaron los cadáveres de Sor Fanny Alfonzo Salazar (alias Patricia y Pat, miembro de la comandancia) y de Julio César Farías Mejías (alias Miguel).

Hurtado indicó que a partir de enero el MP reiniciará las siguientes exhumaciones, para sumar los 23 caídos el pasado 4 de octubre de 1892, durante el gobierno del ex presidente Luis Herrera Campins, quien en su oportunidad ordenó que aviones de la Fuerza Armada bombardearan el lugar conocido como Los Changurriales del Morocho Evans.

Monumento a los caídos
El gobernador de Anzoátegui, Tarek William Saab, inició la construcción del “Parque Memorial Mártires de Cantaura” en el sector Los Changurriales, municipio Freites, ubicado en la carretera nacional Cantaura-El Tigre.

El pasado 8 de octubre, Saab develó una placa en homenaje a todos los caídos esa madrugada. Esta primera etapa tuvo una inversión de un millón de bolívares fuertes.

La misma consta de otra etapa, donde se invertirán unos 1,4 millones de bolívares, la cual dispondrá de un mirador que abarcará una profunda visual del paisaje del sector; además, se mantendrá inalterable el lugar de los hechos, todo con la intención de preservar en su estado natural la memoria de este suceso cruel.

Por su parte, el alcalde de Anaco, Francisco Solórzano, señaló que “las exhumaciones son un hecho de justicia, ya que muchos pretendieron borrar esta masacre y gracias a los empeños de los defensores de los derechos humanos hoy vemos con buen pie las acciones del MP, donde los responsables deberán pagar, para reivindicar la dignidad y la lucha revolucionaria de quienes fallecieron ahí”.

Testimonio
Alejandro Velázquez, el único comandante sobreviviente de esta matanza, manifestó que las exhumaciones son la principal muestra de la disposición que ha expresado el Gobierno Nacional para hacer justicia en esta masacre, y las labores que ha desempeñado en otras masacres, tales como las investigaciones que han adelantado en Yumare. También argumentó que ese bombardeo fue porque dentro del grupo de guerrilleros había un espía, que se encargó de especificar las coordenadas de su ubicación. Narró, “cuando escuchamos el ruido de los aviones muchos corrieron, otros en medio de las detonaciones se introdujeron en huecos, yo lideré que sobreviviéramos varios, gracias a una estrategia que aplicamos, que impidió que las vistas telescópicas de los aeroplanos nos detectaran”. Actualmente, “el camarita” reside en Anaco, y forma parte de la Escuela de Formación Socialista “Comandante Che Guevara”




Dunisse Soscún
Diario El Norte
13/01/2010

martes, 5 de enero de 2010

Exhumarán cadáveres de otras tres víctimas de la masacre de Cantaura

La Fiscalía General de la República exhumará a tres nuevas víctimas de la masacre de Cantaura, ocurrida hace 27 años en el estado Anzoátegui, según informó Prensa Latina.

Manuel González, quien forma parte del equipo jurídico de la investigación, ofreció declaraciones al diario Correo del Orinoco, en las que informó que los cadáveres de Roberto Rincón, Emperatriz Guzmán y José Luis Gómez serán exhumados a finales de enero.

Indicó que antes de finalizar el primer trimestre del año las excavaciones serán completadas, por lo que no se descarta que durante el 2010 se conozcan los primeros imputados por la masacre.

El 4 de octubre de 1982 fuerzas del Ejército venezolano y la Dirección General de los Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP) irrumpieron en un campamento rebelde, previamente bombardeado por la Fuerza Aérea, y asesinaron a los sobrevivientes.

Como parte de las investigaciones adelantadas por el Ministerio Público, desde el 15 de octubre de 2009 hasta la fecha se han exhumado 15 cadáveres de venezolanos que fueron asesinados en Cantaura por el Ejército y la Disip.

Las víctimas identificadas hasta ahora son Carlos Arzola, Ricardo Martel, Nelson Pacins, Enrique Márquez, Beatriz Jiménez, Carmen Rosa García, Carlos Zambrano, Ildemar Lorenzo, Sor Fanny Alfonzo, José Isidro Zerpa, Eumides Gutiérrez, Julio César Farías.

Tanto José Luis Gómez, junto a Emperatriz Guzmán y Roberto Rincón, se sumarán a esas primeras 12 víctimas identificadas, como parte de las investigaciones que realiza el Ministerio Público después de 27 años de impunidad. El caso está en manos de dos fiscales de competencia nacional.

Cabe destacar que estudios recientes evidencian que más de una decena de víctimas fueron ultimadas con tiros de gracia, como parte de la continuidad de la represión contra las fuerzas de izquierda iniciada desde la década de los 60 del siglo pasado.

Investigadores como Rafael Hurtado, autor de Cantaura: crónica de una masacre anunciada, estiman que la orden del crimen y su posterior ocultamiento partió del entonces presidente de la República, el socialcristiano Luis Herrera Campíns (1979-1983).





CiudadCCS
05/01/2010

Cantaura Vive © 2009.

TOPO