jueves, 15 de octubre de 2009

Exhumación de cadáveres de masacre de Cantaura permitirá adelantar imputaciones

Con la exhumación de los restos de los caídos en la llamada masacre de Cantaura, ocurrida en esa ciudad del estado Anzoátegui el 4 de octubre de 1982, se podrá adelantar una investigación más efectiva para establecer la causa de las muertes de estas personas y así poder determinar las responsabilidades penales respectivas de quienes estén vinculados con este hecho.

La información la dio a conocer uno de los fiscales comisionados en este caso, el fiscal 42 nacional, Juan Carlos Ochoa, presente en el acto de exhumación de los restos de los ciudadanos Eusebio Martel, Nelson Basin Collazo y Carlos Arzola, este jueves, en el Cementerio General del Sur, en Caracas.

El fiscal señaló que en el acto se encuentra un grupo de expertos en antropología forense, que ayudará a determinar y corroborar la posible causa de la muerte de esos ciudadanos.

El 4 de octubre de 1982, durante el Gobierno de Luis Herrera Campíns, cuatro aviones de Fuerza Aérea de Venezuela lanzaron 17 bombas de 250 libras en las cercanías de Cantaura, mientras que 1500 efectivos del ejército, Guardia Nacional y la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip) cercaban con orden de aniquilar a los integrantes del Frente Américo Silva, en total 41 revolucionarios.

El fiscal señaló que la presunción que manejan es que esos ciudadanos fueron asesinados por heridas producidas por armas de fuego, “lo que se va a corroborar con los informes de la época y mediante este proceso seguirán las investigaciones y cuando existan elementos de convicción se procederá a las imputaciones”.

En relación con el ex comisario Henry López Sisco, quien dirigió las masacres de Cantaura, Yumare, El Amparo, entre otras, y actualmente se encuentra fuera del país, Ochoa refirió que hay una orden de aprehensión contra este ciudadano y debe haber una solicitud en el ámbito internacional en los medios policiales correspondientes para su captura y traerlo a Venezuela.

Sobre la mascacre de Yumare, ocurrida en Yaracuy en mayo de 1986, y el Caracazo, en 1989, informó que también se adelantan investigaciones, hay imputaciones y órdenes de captura.

Ochoa informó que este viernes se procederá a la ejecución de dos exhumaciones más, en el Cementerio del Este, en Caracas, y tentativamente, para el 23 de este mes, se hará otra en Barcelona, estado Anzoátegui, y posteriormente el Ministerio Público informará acerca de otros procedimientos al respecto.

En la exhumación de este jueves, Ochoa estuvo acompañado por los otros fiscales comisionados en este caso: el fiscal 39 nacional, Jhonny Méndez, y dos fiscales de Anzoátegui, la fiscal séptima, María Salazar, y la fiscal décimocuarta del Ministerio Público con sede en Anaco, Gabriela Santana Meza.



ABN 15/10/2009

Seja o primeiro a comentar

Publicar un comentario

Archivos del Blog

Cantaura Vive © 2009.

TOPO